Ruta por la Ventana Relux

por Jessica Paños
0 comentario

Llevaba ya tiempo queriendo realizar esta ruta, pero debido a las limitaciones de movilidad por la COVID19 lo hemos tenido que posponer.

La ventana Relux (también conocida como Ventana de Reluso) se encuentra en el Valle de Carranza (Karrantza Harana, en euskera) en Bizkaia, muy próximo a Cantabria. Se trata de una ruta familiar, esto es, sin apenas dificultad de unos 3 kilómetros (esto depende de donde dejéis el coche).

Lo que más me gustó de la ruta, además del paisaje, es que no es muy transitada pues apenas nos encontramos con gente por el camino. ¡Y cualquiera lo diría en esta época pandémica donde la gente intenta escapar al monte!

¿Dónde aparcar para hacer la ruta por la Ventana Relux? Ahí está el quid de la cuestión. El coche hay que dejarlo en el Alto de Ubal pero no existe un parking concreto para dejar el vehículo.

Debemos tomar la carretera BI-3622 y nos encontraremos con una carretera que asciende hasta El Mazo. Esta carretera tiene su terminación en una granja en la faldas del monte Mazo. Si queréis podéis aparcar aquí o, de lo contrario, en el arcén en la subida hasta la granja. Nosotros hicimos esta última opción, y, por lo tanto, andamos un poco más.

Llegados al punto de la granja nos encontraremos con una valla metálica junto a un cartel de madera con la palabra Relux. Durante el camino nos iremos encontrando con diferente señalética para guiarnos, bien con flechas pintadas de color rojo en las rocas o carteles de madera. En resumidas cuentas: ¡El camino en si no tiene pérdida! Quizás lo que nos cueste más es saber dónde aparcar el coche.

Recordad que la ventana Relux no la veréis hasta estar prácticamente delante de ella. ¡No cuesta encontrarla, pero hay que llegar hasta el último punto!

Por último, acordaros de llevar agua u otros líquidos para hidrataros aunque la ruta no sea complicada ya que por el camino no hay fuentes, y mucha precaución si os subís a la «ventana».

Después de la ruta, nosotros fuimos a comer al Restaurante La Capitana. Comida excelente pero el servicio fue un poco lento entre plato y plato. Si no tenéis prisa, este local es una buena opción.

Sígueme en las redes sociales:

Quizás también te guste

Dejar un comentario