Edimburgo. Dónde comer

por Jessica Paños
0 comentario

A continuación os detallo aquellos restaurantes que probamos durante nuestra estancia en Edimburgo.

Oink:

Es una cadena de locales de bocatas de cerdo asado, ubicados en diferentes puntos de Edimburgo.

Nosotros comimos 2 veces como un tentempié en 2 locales diferentes.

Sinceramente, nos gustó mucho: carne jugosa y sabrosa, por un módico precio de 5,4£ el tamaño mediano. Algo sencillo: eliges el tamaño, el tipo de pan (blanco o integral), la salsa (manzana, mostaza, barbacoa y chilli) y los complementos (haggis o cebolla).

Hay que andarse rápidos porque cuando el cerdo asado del día se acaba no sirven más.

En ambos locales que estuvimos había un par de mesas para poderse sentar.

Wings:
Descubrimos este local a través de un blog, y como somos dos amantes del pollo y las salsas picantes, no lo dudamos en incluirlo en nuestro planning.

La carta se compone básicamente de alitas o nuggets de pollo con miles de variedades de salsas, desde lo más tradicional (pimienta, sal, limón, ajo…) hasta lo más picante del mercado.

Puedes completar tu pedido con entrantes como patatas, nachos, batidos….

Nosotros primeramente pedimos una ración de patatas, alitas tatanka (nivel 3 de picante) y Dave (nivel 2).

Tengo que confesar que nos costó un poco terminarnos la ración de las alitas tatanka. ¡Cómo ardía nuestra boca! Para compensarlo, nos pedimos otra ración de patatas, y alitas con sal y pimienta.

La decoración del local es muy original: paredes pintadas a mano, videoconsolas, objetos frikis…

Sin duda volveríamos a repetir. El servicio fue rápido y el personal muy amable.

Nos queríamos llevar algunas salsas para probarlas en casa, y no dudaron en darnos la dirección en dónde comprarlas. ¡Lastima que nuestras maletas eran de mano y el límite de líquidos es de 100 ml!

Os dejo su página web para que le echéis un vistazo.

Precio bastante ajustado (4,5£ las alitas, 3,5£ las patatas y 1,5£ cada coca-cola).

Ben’s cookies:
Local con variedad de galletas recién horneadas con más de 15 variedades (chocolate, cacahuate, coco, limón, triple chocolate…) en pleno Princes Street. Es un local pequeño para comprar y llevarlas.

Nosotros cogimos la oferta de «compra 3 y te regalamos 1».

Si os gustan las cookies este es vuestro local.

The Standing Order:
Antiguamente este local era el banco Union Bank of Scotland. Hoy en día es un pub y restaurante de gran popularidad básicamente por dos motivos: la decoración y los precios asequibles.

El local es bastante amplio. Este se compone de una sala central y varias habitaciones más pequeñas. En una de ellas se encuentra incluso la antigua caja fuerte del banco.

Aunque suele estar abarrotado de gente, es fácil hacerse con una mesa ya que como he mencionado antes, el local es bastante grande.

Todas las mesas tienen un número. Mira la carta, decide lo que quieres y pídelo en la barra central indicando el número de tu mesa. Cuando la comida está lista son los camareros los que te lo traen.

La carta se compone de hamburguesas, pizzas, haggis, pescado, pasta, ensaladas, wraps…

Nosotros pedimos haggis tamaño pequeño, fish and chip tamaño pequeño, y una pizza grande.

Barritas Mars:

Nosotros la probamos en Castle Rock Take Away en Grassmarket. Al momento fríen la barrita Mars en una freidora una vez introducido en el rebozado.

Puede parecer una guarrada pero estaba rico. El sabor se asemejaba a un crep de chocolate.

Quizás también te guste

Dejar un comentario