Mini guía de Vila Nova de Cerveira (Portugal): qué ver y hacer

por Jessica Paños
1 comentario

En nuestra última escapada el fin de semana anterior a Galicia, decidimos visitar la villa portuguesa Vila Nova de Cerveira ya que está muy próxima a Pontevedra que es donde nos alojabamos.

Sobre las 09:30, hora portuguesa, ya estábamos en Vila Nova de Cerveira. Todos los sábados del año se celebra un mercadillo municipal que atrae tanto a portugueses como a gallegos por los precios ajustados de artesanía, ropa, comida… Si vais un sábado, os recomiendo que aparquéis en un parking público que hay en las inmediaciones del mercadillo por 1€ (está en la Av. Heróis do Ultramar). En esta misma calle, en el número 32-34 está la Pastelería Rainha Do Gusmão con productos típicos de la región y que cuenta con terraza al aire libre. Aquí es donde desayunamos nosotros: pastel de nata, croissant, palmera, café con leche y un botellín de agua todo por 5,2€.

Lo primero que hicimos fue dar una vuelta por el mercadillo. Para ser un pueblo pequeño de aproximadamente 9000 habitantes, cuenta con bastantes puestos. Aquí compré huevos frescos y castañas a un agricultor. Después, dimos una vuelta por el pueblo. Aquí conviene visitar los siguientes sitios:

  • La iglesia Matriz de Vila Nova de Cerveira también conocida como la Iglesia de San Cipriano (en la Praça da Liberdade): iglesia de estilo barroco, diseñado por Veríssimo Barbosa.
  • El crochet sale a la calle (“O crochet sai á rua”): desde el año 2015, Vila Nova de Cerveira decora sus calles con ganchillo en el mes de septiembre. La temática varía cada año, y este, ha estado ambientado en la música.
  • Castillo medieval: castillo medieval de estilo gótico, construido en 1320 por orden del rey Don Dinis, y que alberga la antigua Iglesia de la Misericordia, la vieja Cámara de Gobernadores, la cárcel y otros anexos.
  • Casa verde (en la Praça da Liberdade): fachada decorada con azulejos de color verde.
Casa Verde en Vila Nova de Cerveira
  • Parque de O Castelinho: este puede ser un buen lugar para disfrutar en familia y con niños. Se trata de un parque que incluye zonas de minigolf, canchas deportivas, pistas de skate, rocódromo, parque de agua, amplias zonas verdes… Actualmente se encuentra cerrado por el coronavirus.

En las inmediaciones nos encontramos con:

  • Escultura do cervo: Escultura de metal de un ciervo, diseñado por el escultor José Rodrigues, situado en el Miradouro da encarnación, en uno de los puntos más altos de Vila Nova de Cerveira. El ciervo es el símbolo del municipio. Actualmente en este lugar se encuentra el afamado columpio Cer Love.
Mirador del Ciervo
  • Ruinas de la Capela do Espirito Santo: son los restos del inicio de los muros laterales, trasero y de la fachada de lo que parece una capilla del siglo XVIII.
  • Columpio Cer Love: este afamado columpio se encuentra en el Mirador do Cervo y ofrece unas espectaculares vistas de Vila Nova de Cerveira y del río Miño. Se estrenó en julio de 2020 y desde entonces se ha hecho viral en las redes sociales, provocando que se cerrará el acceso a la zona debido al mal estacionamiento de los coches y por no poder garantizar el acceso a los servicios de emergencia. Afortunadamente, cuando nosotros estuvimos, no había tanta gente y el acceso ya estaba abierto. Ten paciencia en la cola para sacarte las fotografías tan deseadas.
  • Tienda de artesanía de ocasión (Av. da N13 37, 4920, Portugal): ¿cuándo una tienda se hace viral? Gracias a los precios baratos y la loza de colores llamativos, esta tienda tiene bastante fama. Vende productos de loza de excedente de fabricación y taras. Está abierta todos los miércoles y sábados de 09:00 a 20:00 horas. Nosotros compramos dos carros llenos con platos, boles y ensaladeras por 74€. Los platos se venden a peso; 1 kilo a 1,5€. Sin embargo, los boles, ensaladeras, etc. son por unidad, entre 1€ y 3€. Ármate de paciencia porque seguramente haya mucha gente y la iluminación en el interior de la tienda es escasa. No tengas miedo por cómo transportar los productos que compres ya que por 1,5€ puedes adquirir cestas y los empleados te envuelven los productos con cartones.

Una vez hechas las compras, y dado que era la hora del almuerzo, bajamos de nuevo al pueblo para comer en el Restaurante Churrasqueira O Cervo (R. Queiroz Ribeiro 108). La carne a la brasa que pedimos realmente estaba deliciosa, pero ¡Ojo! estamos en Portugal y aquí te cobran los aperitivos que te sacan a la mesa. Si no los quieres te los retiran y no te los cobran. Por un botellín de agua, una ensalada, 1/2 ración de pollo con patatas, 1/2 ración de filete con patatas y pan, pagamos 30€.

Sígueme en las redes sociales para más información:

Quizás también te guste

1 comentario

Dejar un comentario